La comunicación hoy

Loading...

4/1/2012

“Análisis electoral 1990-2009”

Por: Haram Ali Mejia Diaz, el miércoles, 4 de enero de 2012 a la(s) 16:19


Números para tomar en cuenta



Tras recibir una agudización política a nivel federal y sucumbir antes de las malas cifras de 2006, la mayoría de los municipios mexiquenses, en manos de la oposición, llegaron alzando futuros triunfos en la elección a Ayuntamientos en 2009. Por una parte, la mecánica electoral tuvo entre sus ingredientes el notable “efecto Peña Nieto”, el planteamiento de compromisos y la marea roja que tras el rescate de varios estados y municipios mexiquenses, a partir de 2003, que no se hizo esperar.



En Xonacatlan, en la ultima de las adversidades, aquellas viejas políticas que siempre con el abuso hacia el desconocimiento de la población, crearon un conflicto electoral que meses después desengaño a la población los intereses de la izquierda municipal que ahora podrán conocer nuevamente.



En 2009, el PRI enfrentó el reto electoral, tras dejar más de seis años el poder. Los sectores tradicionalista y la fortaleza de los nuevos aires, los llamados “jóvenes priistas”, encaminaron la formación de nuevos cuadros capaces realizar una campaña de dialogo, no de criticas, si de propuestas y no de descalificaciones.

Solamente la estadísticas, los números y los resultados, con los años demuestran una advertencia de la izquierda, que pese a todo, gracias a muchos factores, se encamina a una elección de 2012 con altas posibilidades, no más que las del PRI, pero para ello el tricolor se alista una maquinaria, un ejercito, con el que ahora más que nunca y de la mano de Enrique Peña Nieto tiene un reto común: permanecer y ganar.

Aquí una breve descripción del comportamiento electoral que entre sus principales actores tiene al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al Partido de la Revolución Democrática (PRD).



1990-1993



En 1990 el PRI gobernaba absolutamente todos los municipios del Estado de México; pese a su gran presencia ya había perdido cerca de un 44% de electores, inclusive la oposición ya empezaba a tener presencia en la Camara de Diputados, a través de sus designados “plurinominales”; la oposición incluso ya había ganado elecciones a las Alcaldías de algunos municipios no menos importantes.



En Xonacatlán, de 1990 a 1993 el tricolor incrementaría su electorado en 1450 votos; es decir, en 1990 el Candidato, Joel Mata Ruiz, obtendría un total de 3059 votos y pasaría a aumentar en 1993 con Moisés Fernández Laureano a 4509 votos. Cabe citar que en ese mismo periodo el PPS hizo lo suyo y no solo aumento, sino que rebaso por mucho al PRI en cuanto a número de nuevos electores se refiere, es decir, el PPS había obtenido en 1990 con su Candidato Melquíades Valdez Zagaceta 1617 votos y en 1993 con Abdías García Peña 4124, un total de 2507 nuevos votos, 1057 votos más que el PRI, 42.18% más que el PRI.



“EN 1993 EL PPS ESTUVO A 386 VOTOS GANAR LA PRESIDENCIA;

EL PRI OBTUVO 4, 509 Y EL PPS 4, 124”



En 1993, el Partido Popular Socialista (PPS), recobró fuerza, tras dos elecciones perdidas (1987 y 1990) -después de haber ganado el municipio en 1982 y 1985-.

El partido rosa había ganado con Eliseo Rosales Linares la Presidencia Municipal de 1982 a 1984 y con Benjamín Portillo Alva de 1985 a 1987, que en su momento se hizo contar con buen número de adeptos y simpatizantes.



El PPS logró suponer no solo a la población sino en especial al PRI municipal una elección extremadamente cerrada, esto no lo descarto el PRI y podría -pero no lo hizo- desvanecer el crecimiento de la izquierda en Xonacatlán con la apertura democrática dentro del país, del estado y del municipio al participar por primera vez el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el Ing. Gustavo Robles Fernandez, lo apremiante sin alguna operación política pues algunos de sus fundadores del PPS fueron al mismo tiempo algunos del PRD.



Gustavo Robles, radicaba en el Distrito Federal pero con ascendencia en Xonacatlán; logro una no mala pero si regular presentación como político y Candidato por el PRD a la Presidencia Municipal con 551 votos, mismos que de habérselos cedido a García Peña, el PPS habría ganado sin muchos problemas.

En 1994 tras la pérdida del registro federal del PPS, ese partido que había impulsado al Contador Público Abdías García Peña había también perdido casi por completo su imagen política al interior del Estado de México. Marcela Lombardo Toledano, Candidata a la Presidencia de la República poco pudo hacer en la elección y con ella derivo el desgaje del PPS.



Aquí, los factores de desorganización, intereses personales y unidad en Cabecera Municipal, comenzaban a mostrar una elección cerrada porque por una parte, el efecto nacional y la credibilidad en recesión para el PRI fue un factor importante, pero por otro, dos partidos de vertiente izquierdista no podían hacer nada por separado, tenían que crear adeptos comunes capaces de demostrar que podían ganar uno de los municipios más peleados política y electoralmente.